El Sol en Aries en cuadratura a Saturno en Capricornio y la retrogradación de Júpiter

Hoy mucho sucede en el Cielo. La energía involucrada es potente, así que les propongo ir desplegándola paso a paso y juntos.

Uno de los eventos mas importantes es, si duda, la cuadratura del Sol en Aries a Saturno junto A Plutón y al Nodo Sur en Capricornio.

Simbolizamos juntos:

Aries es el signo del fuego que da inicio a la vida. Es la auto afirmación del yo soy. Es nuestra capacidad de dar comienzo, de tomar riesgos para ir por donde nadie antes. Es la fuerza para forjar nuestro camino en territorio aún inexplorado. Aries es nacimiento. Es es ser pioneros. Pero meditemos activamente un instante, les aseguro que los aspectos de hoy lo ameritan. Quien comanda este arranque? Quien es que esta naciendo? Al nacer todos atravesamos portales, y súbito perdemos contacto con las memorias que traemos. He aquí uno de los nudos: El deseo de forjar nuestro destino es conducido por nuestro ego desesperado de súbitas satisfacciones? O es el yo grande el que comanda dispuesto a dar el paso que lo ligue al propósito del alma? Recordemos, nuestro psiquismo, como siempre les cuento, puede vibrar alto y bajo en contacto con la energía disponible. Así Aries puede vivirse como impulsos reactivos que dan inicios a búsquedas para satisfacer vacuos caprichos que terminaran sin llenar los agujeros que venimos acarreando desde antes que siempre. O ser el paso lleno de coraje que da comienzo a un nuevo destino.

Como se relacionan  estas preguntas con la cuadratura del Sol a Saturno, Plutón y el Nodo Sur en Capricornio. Siento que ha llegado el momento de iniciar con consciencia y compromiso. Compromiso con quien? Con cada uno de nosotros, con esa esencia dentro que sabe a que vino y  que esta dispuesta a permanecer en su propósitos. Ya no es tiempo de vivir de arranque en arranque, de deseo en deseo para luego sentirnos cada vez más vacíos. Hoy aquí y ahora tenemos la oportunidad de madurar el deseo. De convertirlo en propósito. De permanecer mas allá de la circunstancia. Ojo, esto no implica ni sufrimiento ni falta de disfrute. Tal vez sea solo entender que un proceso necesita tiempo para lograr manifestarse.  Así también nosotros, necesitando tiempo y permanencias estamos. Por que no darnos esa maravillosa oportunidad de comprometernos con nuestro proceso en el área que sea, en la circunstancia que sea? Creo que por que vivimos aún midiéndonos afuera. Saturno y Capricornio tienen que ver, desde el psiquismo, con las escenas que van desde quedar tomado por la obediencia ciega, los mandatos que no entienden los valores o las formas socialmente aceptadas de éxitos vaciadas de contenidos. Hasta con poder convertirnos en esa autoridad interna que nace de conocer sus limitaciones y forjar sus dones. Entonces respiremos y miremos dentro. Allí están las respuestas. Valentía se necesita. Par que? Para aceptar quienes somos. Por que? Por que allí en la aceptación siento que esta la posibilidad de cambiar nuestro destino. El Nodo Sur pide soltar esas imágenes y patrones, para sentirnos esa autoridad, para ser esa estructura. No se trata de declararla ni proclamarla, si no de experimentar nuestros limites y dones, sin fantasías y con mirada abierta y sin juicio.

El segundo aspecto, y no menos importante, es la retrogradación de Júpiter en Sagitario, es el dador de sentido y amplifica lo que toca. Símbolo de para que y de abundancia. Cuando un planeta retrograda no suceden calamidades, es momento de mirarnos mas de cerca, de volver al interno, de preguntar, tal vez de re direccionar. Siempre de meditar. No significa no hacer si no volver a la raíz del para que, cual es el sentido de este proyecto o esta manifestación y allí tal vez estará esta incipiente autoridad nuestra dispuesta a responder despojándose de mandatos y imágenes vacías. No suena tan mal, verdad? Aunque intuimos, trabajo se necesita.

Y por ultimo, Venus en Piscis encontrándose con Neptuno. Venus es apertura y en Piscis esta apertura se plenifica, se exalta. Sabían Venus es hija de Neptuno? Si, ella nació del mar. Entonces, Venus sabe abrirse al todo, darle valor a cada cosa dentro de este vasto sistema que nos incluye. Y si eso hacemos en estos días de enorme presión? Si entendemos, como aquella canción, que bajo presión solo podemos amar NOS. A nosotros y en nosotros a cada uno de los otros. A nosotros y cada una de nuestras partes aún no maduras, a nosotros y a cada agujero que no se sano de niños, a cada lugar doliente. Si, en nosotros a todos.

Son momentos previos a un nuevo orden y por supuesto cada uno tiene su lugar en el. Si podemos asumir este proceso de maduración con amor, sin exigencias que rigidizan,  ni comparaciones que tanto dolor nos provocan, tal vez podamos iniciar el camino de esa manifestación anhelada sin perder el fuego sagrado que nos habita en el mientras tanto.

Que así aprendamos a ser.

2019-04-10T20:21:14+00:00